Planes invernales en San Sebastian

El invierno ya está aquí, y con él el mal tiempo. Nosotros los donostiarras estamos acostumbrados a convivir con él, forma parte de nuestro día a día, aunque entendemos que quienes estáis paso no compartáis necesariamente nuestra resistencia. ¡He aquí una serie de microplanes para todos aquellos irreductibles viajeros a quienes unas pocas gotas de lluvia no van a impedir disfrutar de San Sebastián!

1º Plan

Muchos de los monumentos más representativos de la ciudad están hermanados con el mar, y son especialmente hermosos cuando el Cantábrico está bravo. La Paloma de la Paz ofrece una vista espectacular del mar, del rompeolas del Urumea y el monte Urgull resistiendo bajo la lluvia embates que se convierte en espuma blanca. Así mismo el Peine del Viento se vuelve algo muy especial cuando el hierro y la roca se mezclan con las olas, mientras que del suelo emergen chorros de aire.

¡Ver las olas bajo la lluvia es algo tan donostiarra como comer pintxos o acudir a Anoeta! Nosotros ya compartimos con vosotros algunos de los mejores enclaves para disfrutar de esta actividad con seguridad, pero lo que no os dijimos es que todo esto lo culminamos luego con un café calentito o un buen chocolate. A mi me gustan mucho los de la Chocolatería El Puerto ¡que está muy cerca del siguiente microplan!

2ºPlan

¿Cansados de mojaros? ¿Os apetece desconectar un poco? Adentraros en el Aquarium de San Sebastián, donde estaréis completamente a salvo de la lluvia por un rato. Cuando yo era chiquitín y nos pillaba una galerna paseando por Urgull o el Paseo Nuevo solía ser el refugio que mis padres escogían.

Y ahora para terminar…

3º Plan

¿Os sentís valientes? En la Concha la gente se baña todos los días del año, sin importar si llueve, truena o nieve. Igual es el momento de probar vuestro temple dándoos un chapuzón breve pero intenso en las cálidas aguas de la bahía de La Concha. Aprovechad que hay cabinas colectivas para volver a templaros con una ducha calentita y cambiaros sin necesidad de sujetar una toalla bajo la lluvia.

Como veis, Donosti se puede disfrutar también cuando el tiempo no acompaña.

Autor: Pablo Ganter Go Local San Sebastian

Foto Portada: San Sebastian Turismoa