La Sirena

Es muy probable que paseando por la ciudad de pronto empiece a sonar una sirena militar. No te asustes. Si te fijas, los donostiarras no se inmuta con la sirena. Están acostumbrados.

(Foto: RevistaSansebastian.com La vida de San Sebastian a principios del siglo XX)

No estamos bajo ataque ni hay incendio. No pasa nada, solo son las 12:00 en punto

La sirena, que se encuentra en la Relojería Internacional de la calle Garibai, lleva sonando desde 1930 para avisarnos de que es mediodía. En su día servía para indicarnos que las tiendas estaban a una hora de cerrarse, de modo que había que darse prisa para acabar las compras, así como para poner en hora los relojes de todos los donostiarras.


Antaño el aviso lo daba un
curiosísimo cañón en miniatura que se prendía con la luz del sol,en la plaza de Guipúzcoa, pero fue robado y no fue recuperado hasta hace unos pocos años.

Es junto al viento y el sonido de las olas el único sonido de la ciudad que no ha cambiado en  un siglo. Esperemos que nunca desaparezca, pues sería realmente un triste momento para los donostiarras.

Distancia desde Go Local: 5 minutos andando

(Foto cabecera: Diario Vasco)