El puente de la Zurriola

El puente de la Zurriola

Anteriormente Pablo os ha contado cómo su puente favorito de la ciudad es el de María Cristina, puente que sin duda llama la atención por sus colores y figuras, y porque es el más aparatoso. Pero para mí (Alba), el más bonito de los puentes de Donosti es el puente de la Zurriola, o el puente del Kursaal.


Un muro ante el mar

Puente inaugurado en 1915 para unir el Boulevard con el barrio de Gros, tuvo que ser modificado sólo tres años después por los embates del mar.

Como su nombre indica es un puente muy cercano a la playa de Zurriola, es el puente es el que más sufre el oleaje del Cantábrico, y es punto de encuentro de donostiarras a la hora de ir a ver las olas.

Urumea

De estilo modernista, fue diseñado por José Eugenio Ribera, el mismo ingeniero que diseñó el puente de Maria Cristina. Las farolas sin embargo son obra del también ingeniero Víctor Arana.

Ha sido restaurado innumerables veces, siendo la última gran obra en el año 93, cuando además de renovar toda la estructura, se colocaron unas esfinges en los extremos que afortunadamente se retiraron porque la verdad, muy bonitas no eran.

Y es mi puente favorito aunque no sabría explicar muy bien por qué. ¿Quizá es porque es modernista y el modernismo es uno de mis estilos artísticos favoritos? ¿Es quizá por la limpieza de sus formas? ¿O puede que sea porque tiene la decoración justa y necesaria? No lo sé. Pero lo que sí sé es que me encanta cruzar por él todos los días al ir a trabajar y al volver a casa, que tiene las mejores vistas al mar, y que me encanta ver cómo las olas rompen contra sus farolas, creándose imágenes inolvidables.