Teatro Bellas Artes

El cine se inventa en 1895 de la mano de los hermanos Lumière. Apenas 20 años después (1914) de aquella primera proyección cinematográfica, en San Sebastián se construye el Teatro Bellas Artes, uno de los primeros edificios del País Vasco construido exclusivamente como cine. Es el cine más antiguo que se conserva en España que mantiene su diseño original.

Es uno de los pocos cines de Europa hoy en día anterior a la Primera Guerra Mundial y lo tenemos aquí, en el Centro de Donosti.


Situado entre las calles Prim y Urbieta, fue diseñado por Ramón Cortázar, uno de los arquitectos más importantes para la ciudad. Para crear este edificio Cortázar se basó en la arquitectura Segundo Imperio de Francia, y aunque en 1943 el interior fue renovado y se hizo en racionalismo expresionista, esto no restó valor al edificio, que se usó como cine hasta 1982. Quizá su mayor distintivo es la cúpula del ángulo, hoy en día derrumbada. Y a pesar del gran volumen del edificio, este no sobresale respecto al resto de construcciones de los alrededores.

Este edificio monumental, puerta al Centro llegando desde el barrio de Amara, lleva en estado de abandono absoluto desde 1989. Quien escribe estas líneas nunca lo ha visto en uso. Existe una campaña para salvar el edificio de la demolición y para su recuperación para la ciudad e incluso el Icomos, la mayor red internacional de conservación, ligada a la Unesco, ha lanzado una alerta internacional para salvarlo. Según las ultimas noticias parece que todo este esfuerzo no va a dar su fruto y dentro de poco por desgracia todos los donostiarras perderemos un pedazo de nuestra historia.

(video youtube.com)