Pasai Donibane

Pasai Donibane

Muy cerca de San Sebastián se encuentra el pueblo de Pasajes, situado en la bahía del mismo nombre. Esta bahía, mucho más protegida que la de La Concha en Donosti, gracias a su larga bocana, contiene otros pueblos en sus orillas, y el mismo Pasajes está dividido en 4 barrios considerablemente separados entre sí. Uno de estos barrios es Pasai Donibane (Pasajes San Juan).

Sus calles, edificios y casco antiguo

En Pasai Donibane hay dos zonas claramente diferenciadas, la nueva y la vieja. La nueva no tiene demasiado interés, son edificios de viviendas construidos durante el siglo XX para atender la demanda de una población en aumento. Pero la vieja… La vieja es tan bonita que no querrás irte.

El casco antiguo de Donibane (o San Juan) es simplemente una calle sinuosa y estrecha llamada Donibane también, que va desde la rotonda junto al puerto deportivo hasta la Basílica del Cristo de la Bonanza, prácticamente el último edifico del barrio hacia el norte. Casualmente, uno de los primeros es la Iglesia de San Juan Bautista, patrón, obviamente, del barrio.

Recuerda que podrás visitar la zona este de Guipuzkoa con Golocal a través de nuestras excursiones a Hondarribia y Pasaia.

Esta calle está flanqueada casi todo el tiempo por casas a los dos lados, las que están pegadas a la montaña y las que están al borde del mar. Algunas son antiguas casas de pescadores, otras espectaculares palacios barrocos. Algunas pasan por encima de la calle creando pasadizos, otras se superponen en la ladera donde hay hueco. Y el resultado es un lugar encantador, lleno de historia y rincones que fotografiar.

Llegando a la plaza de Santiago. Foto de Felixsen en Wikiloc.

Dos de estos lugares son las aperturas de la calle al mar. Una es el Humilladero de la Piedad, el otro la plaza de Santiago. Y quizá la plaza de Santiago es el punto más conocido de todo Pasai Donibane, ya que es donde podemos encontrar las típicas casas de pescadores de balcones pintados de colores. También es donde están muchos de los bares y restaurantes del pueblo con sus terrazas, y el antiguo ayuntamiento (ahora al principio de la calle Donibane, en el antiguo palacio de Arizabalo, del siglo XVII).

Casa de Victor Hugo

Del siglo XVII es también la conocida como Casa de Victor Hugo. Hoy en día usada como oficina de turismo, se llama así porque en 1843, el famoso escritor francés se alojó unos días, donde pasó, escribió y dibujó. La casa se mantiene más o menos tal cual él la conoció y se puede visitar y admirar las mismas vistas que disfrutó él, aunque con algunas variaciones.

Conoce más en su web oficial.

Interior de la Casa de Victor Hugo. Foto de Oarsoaldea Turismo.

Paseo hasta Puntas

Aunque hemos mencionado que una de las últimas edificaciones del barrio es la Basílica del Cristo de la Bonanza, el paseo continua junto al mar. Pasando por viviendas más recientes, el arco de Bonanza y el castillo de Santa Isabel, parte de las antiguas fortificaciones de la ciudad, llegamos hasta casi la entrada de la bocana de Pasajes, o lo que es lo mismo Puntas.

El paseo es de lo más agradable, no es muy largo ni difícil, y tiene muy buenas vistas al otro lado de la bocana, con el barrio de San Pedro y su propio paseo hasta casi la entrada de la bocana. Además, casi al final está la cantina de Alabortza, un lugar perfecto donde tomarse el aperitivo, la comida o la cena. Y es que en la cantina hacen sardinas a la parrilla durante el verano y desde su terraza se ven unos atardeceres espectaculares.

Las vistas desde la Cantina de Alabortza. No es el paraíso, pero casi. Foto de Expansión.

Justo al lado, además, se encuentra la cala del mismo nombre, un lugar muy agradable para darse un baño los días de mucho calor o simplemente disfrutar del mar.

Si queréis disfrutar de unas vistas diferentes, al lado de la cala veréis que la carretera sube, si la seguís hacia la izquierda llegaréis a un mirador desde donde ver la bocana y el mar. Merece la pena venir hasta aquí, sobre todo cuando se acercan grandes barcos de mercancias (el que lleva coches es espectacular de ver).

Cómo llegar desde San Sebastián

Llegar a Pasai Donibane desde San Sebastián es muy fácil. Podéis venir directamente en coche (el parking está muy cerca de la rotonda antes mencionada) o en autobús de línea. El autobús E1 que sale de la plaza Gipuzkoa llega hasta aquí y sale cada 20 minutos entre semana, cada 30 en domingos y festivos.

De todas formas, nosotros recomendamos venir en motora, es la manera más bonita y más rápida para llegar a Donibane, también la más utilizada. Y para ello hay que ir a Pasajes San Pedro, el barrio de Pasajes justo en frente de San Juan.

Llegar a San Pedro es incluso más fácil que llegar a San Juan, ya que no hay que rodear toda la bahía. También hay dónde dejar el coche, andando es alrededor de 1 hora desde el Centro de Donosti, media en bicicleta, y el bus E9 que se coge de la calle Oquendo sale cada 15 minutos, 20 en domingos y festivos.

La motora se coge del embarcadero de Torreko plaza, al final de las calles San Pedro y Arraunlari. Es una motora de color verde y blanca que se paga al momento en metálico (1.10€ cuesta el billete) y que tarda 1 minuto en atravesar la bocana hasta el embarcadero de San Juan, situado junto al ya mencionado Humilladero de la Piedad.

A menos que os dé pánico el mar, aunque os podemos asegurar que no hay nada de peligroso en este minitrayecto, es la mejor opción para llegar a Pasai Donibane y disfrutar de uno de lugares del País Vasco más bonitos.