La mesa horaria de la plaza Gipuzkoa

En la plaza Gipuzkoa, cerca de la Diputación, encontramos el tercer elemento regalado en 1879 por José Otamendi, junto a la estación meteorológica y el cañoncito. Nos referimos a la mesa horaria de la plaza Gipuzkoa, una gran losa de mármol que indica las diferencias horarias de Donostia con respecto a distintas ciudades alrededor del planeta Tierra, así como las distancias y la variación de la salida y puesta de sol según las estaciones del año.


La ciudad en el futuro

Algo muy interesante que Otamendi nos dejó plasmado en la placa eran sus estimaciones del crecimiento de la ciudad, basándose en cómo había sido desde 1860 hasta 1879. Se preveía que en 1912 la ciudad tuviese 50.000 habitantes, aunque en ya en 1910 rondasen los 49.008. Se estimó que en 1926 se llegasen a los 70.000  y que 18 años después, en 1942 se alcanzaron los 100.000. El cálculo fue bastante bueno, porque superamos los 100.000 habitantes en 1940.

mesa horaria

El tablero tiene una historia bien curiosa, pues la placa actual no es la original. La que José Otamendi regaló en un principio era de mármol negro, pero en 1930 su hijo, Joaquín Otamendi Machimbarrena, colocó la versión actual: una losa blanca. Esto se debió a que quiso hacerle una serie de ajustes a la obra de padre, y es la que el Ayuntamiento de San Sebastián aprovecharía en 2015 para colocar la información original durante la restauración.